Edición actual


Area exclusiva









Colección Consultor

La colección de Consultor de Salud se encuentra disponible en la Biblioteca Nacional











OPS


Los delegados de la Asamblea Mundial de la Salud aprobaron un plan de acción mundial sobre la respuesta de salud pública a la demencia (2017-2025) y se comprometieron a desarrollar estrategias nacionales y planes para implementarlas. El plan global busca mejorar las vidas de las personas con demencia, de sus familias y las personas que las cuidan, así como disminuir el impacto de la demencia en las comunidades y los países. Las áreas de acción incluyen: reducir el riesgo de demencia; diagnóstico, tratamiento y atención de quienes la padecen; investigación y tecnologías innovadoras; y el desarrollo de ambientes donde se brinde apoyo a quienes cuidan de los pacientes con demencia.

Los países pidieron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que ofrezca apoyo técnico, herramientas y orientación a los Estados Miembros a medida que elaboren planes nacionales y subnacionales. También solicitó que elabore un programa mundial de investigación sobre la demencia. Los delegados reconocieron la importancia del Observatorio Mundial de Demencia de la OMS como un sistema para monitorear el progreso tanto dentro de los países como a nivel mundial.

Los delegados subrayaron la necesidad de integrar enfoques sanitarios y de atención social, de alinear las medidas para combatir la demencia con medidas adoptadas para otros aspectos de la salud mental, las enfermedades no transmisibles y el envejecimiento. También destacaron la importancia de garantizar el respeto de los derechos humanos de las personas con demencia, tanto en el desarrollo de planes como en su implementación.

En todo el mundo, alrededor de 47 millones de personas padecen demencia, con casi 9,9 millones de nuevos casos cada año. Casi el 60% de las personas con demencia viven en países de bajos y medianos ingresos.