Edición actual


Area exclusiva









Colección Consultor

La colección de Consultor de Salud se encuentra disponible en la Biblioteca Nacional











ESTADOS UNIDOS Y EUROPA


Llamada enfermedad de los legionarios, es una enfermedad de origen ambiental que se
transmite al ser humano a través de aireacondicionados, de agua contaminada con la bacteria Legionella
pneumophila. Esta enfermedad aparece con la proliferación y uso de dispositivos y sistemas que
utilizan agua a determinadas temperaturas que facilitan la multiplicación de la bacteria.

La relevancia de esta enfermedad, desde el punto de vista de la salud pública, viene dada por su
frecuente presentación en forma de brotes, tanto comunitarios como nosocomiales, su letalidad,
especialmente en personas de edad avanzada o con enfermedades subyacentes, su impacto
en la economía, especialmente, en las comunidades autónomas con turismo y la posibilidad de
prevención mediante el control de las instalaciones que utilizan agua.

Legionelosis es una enfermedad de declaración obligatoria en España. Los casos y brotes son
vigilados por las comunidades autónomas y notificados a través de la Red Nacional de Vigilancia
Epidemiológica (RENAVE) al Centro Nacional de Epidemiología. La Red recoge información de
todos los casos notificados y brotes estudiados en las comunidades autónomas. La información
está disponible de forma desagregada para los casos desde 1996 y para los botes desde 1989.

Se calcula que aproximadamente 25.000 personas al año sufren de legionelosis en los Estados
Unidos.

Una cantidad adicional desconocida es infectada con la bacteria legionella, presentando síntomas
o ningún síntoma. Los casos ocurren esporádicamente y en brotes. Estos brotes ocurren con
mayor frecuencia en el verano, aunque se pueden presentar casos durante todo el año

La legionelosis puede ser una enfermedad respiratoria leve o puede ser lo suficientemente
grave para provocar la muerte. Entre el 10 y el 40 por ciento de los adultos saludables tienen
anticuerpos que indican una exposición previa al organismo.

Parece ser que la enfermedad se contagia a través del aire, de una fuente de tierra o agua. Hasta
la fecha, todos los estudios han indicado que no se produce contagio de persona a persona. Los
síntomas iniciales de la legionelosis pueden ser similares a los de la gripe, con dolores musculares,

dolor de cabeza y tos seca, seguidos de fiebre alta, escalofríos y ocasionalmente diarrea. Es común
fiebre alta y sostenida y que las radiografías de tórax suelan mostrar neumonía. La legionelosis
suele causar síntomas similares a los provocados por otros organismos, incluyendo e l virus de la
influenza y otros tipos de neumonía bacteriana. Además, con frecuencia no se piden las pruebas
de laboratorio específicas necesarias para confirmar el diagnóstico. El diagnóstico depende de
pruebas de laboratorio muy especializadas que consisten en un cultivo del esputo del paciente o
en la detección del organismo en la orina. Las pruebas de laboratorio de rutina no identifican la
bacteria legionella y el tratamiento esta protocolizado en la mayoría de los países .