Comprender qué es el vértigo paroxístico

18.11.2021 0 Comments

El vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB), también llamado mareo vertiginoso, es una afección del oído interno en la que los cambios en la orientación de la parte superior del cuerpo, como girar el cuello hacia un lado o levantar la cabeza, causan vértigo repentino: una sensación que toda la habitación está girando. La sensación de vértigo puede variar de leve a bastante severa y generalmente ocurre en cuestión de segundos. Es extremadamente incómodo, causa mareos y náuseas, y puede hacer que una persona se sienta incapaz de moverse o de realizar alguna acción.

El vértigo paroxístico no tiene una causa conocida, aunque varios factores pueden contribuir a él, incluidos los cambios en la posición del cuerpo y la falta de sueño. No existe una cura específica para él, pero los síntomas se tratan mediante cambios en el estilo de vida, como una postura adecuada y el uso de no estimulantes como el té de manzanilla y medicamentos recetados como Atopica, que generalmente se toma a diario para reducir los síntomas. y hacer que el paciente se sienta cómodo y aumentar su sensación de bienestar.

Si ha tenido problemas con su equilibrio, su visión o si alguna vez se ha sentido débil o inestable, es posible que tenga vértigo paroxístico benigno

Es bastante común entre niños y adolescentes y afecta aproximadamente al 4% de los adultos.

El vértigo paroxístico benigno es el tipo más común de vértigo y generalmente no es severo. Sin embargo, si no se trata, puede causar una serie de problemas, como convulsiones o coma. Dado que los síntomas pueden ser similares a los de otras afecciones, es importante que los pacientes sean atendidos por un médico o un audiólogo. Dado que el vértigo paroxístico benigno es causado por una variedad de causas, es importante identificar la causa y tratar la afección en consecuencia.

El vértigo paroxístico ocurre cuando el equilibrio de una persona se desequilibra y el cuerpo comienza a percibir la parte superior del cuerpo como en un ángulo antinatural, incluso cuando no hay rotación. Como resultado, a una persona le parece que está de pie, deslizándose hacia adelante o ahogándose. Esto puede describirse como una sensación de "aguja y aguja" o una sensación de "aguja y aguja".

Existen varios tratamientos para esta afección, cada uno de los cuales afecta la gravedad de los síntomas y su duración de diferentes maneras. Algunas personas solo necesitan usar una máscara para prevenir los síntomas, mientras que otras necesitan usar una máquina CPAP o una máscara respiratoria para sentirse cómodas. Puede requerir tomar antidepresivos o pastillas para dormir para aliviar algunos de los síntomas del vértigo paroxístico benigno y antihistamínicos.

Además del tratamiento, lo mejor que se puede hacer para el vértigo paroxístico benigno es proporcionar una relajación y un descanso adecuados. Esto ayudará a reducir el dolor, lo hará más llevadero e incluso evitará que vuelva a aparecer. También detendrá más episodios.

Si su afección no se trata adecuadamente, lo mejor que puede hacer es hablar con su médico sobre la posibilidad de probar un remedio homeopático que pueda tomar. Se ha demostrado que este tipo de remedios son muy efectivos para calmar el cuerpo, aumentar el nivel de flujo sanguíneo y prevenir cualquier daño adicional en el oído interno.

Si tiene problemas para dormir, debe intentar mantener una actitud positiva. Se sabe que el estrés aumenta la gravedad de los síntomas del vértigo paroxístico benigno, por lo que tener una perspectiva positiva puede ser muy importante para tratar la afección. Además, comer los alimentos adecuados puede ayudar a reducir la gravedad de los síntomas.

Los profesionales de la salud están de acuerdo en que la mejor manera de controlar esta afección es evitar ciertos alimentos que causan vértigo. Los alimentos que no deben consumirse incluyen carnes rojas, mariscos y alcohol. Además, evitar los alimentos picantes puede tener un efecto negativo en el cuerpo. Se recomienda que los pacientes eviten ciertos alimentos como el queso y los huevos porque pueden agravar los síntomas.

El vértigo paroxístico es una afección muy difícil de tratar. Sin embargo, con el cuidado y la medicación adecuados, se puede controlar en gran medida. Es importante que las personas sepan cómo identificar las causas de los síntomas y aprendan a controlar su afección para que no vuelvan a aparecer. Esta es la mejor manera de deshacerse de los síntomas para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *